En contra del Manifiesto “en defensa de los derechos fundamentales en internet”

Llevo ya tiempo interesado en todo este asunto de la “piratería” en internet. Desde que descubrí a Enrique Dans en internet he seguido el asunto con más interés aún. Debo aclarar en este punto dos cosas sobre mi persona:

  1. No tengo nada que ver con la industria audiovisual ni con nada que se le parezca. Soy un ciudadano normal y corriente con un adsl de ya.com que va como culo, todo sea dicho de paso.
  2. Me gusta polemizar y debatir y lo hago siempre desde lo que yo llamo “mi lógica” pero no doy nada por sentado y me dejo convencer fácilmente siempre y cuando se me den razones.

Al grano. No estoy de acuerdo con ciertas afirmaciones de los puntos 5, 6 y 7 del manifiesto. He intervenido en fechas anteriores en entradas del blog de E.D. afirmando que no es lícito descargar contenido multimedia sin pagar nada por ello. Sencillamente no está bien.

A mi juicio el problema de este debate subyace en el hecho de que en ámbas partes del mismo hay erróres de fondo muy graves; de una parte los internautas defienden el derecho, que según ellos tienen, a descargar contenido de internet y lo hacen apelando a lo caro y lento que está el adsl, a lo caro que está el cine, a lo mucho que ganan los artistas en conciertos desde que existe el p2p y también abogando por un cambio en el modelo de negocio existente que declaran obsoleto. Ningúna de esas razones, siendo totalmente ciertas, es razón suficiente para descargar contenido que cuesta un dinero por el morro.

De otra parte la Industria audiovisual, que no habiendo podido, querido o sabido frenar la avalancha de descargas en internet, ha conseguido instaurar el llamado Canon digital que no es otra cosa que un “atraco legal” a mucha gente que sencillamente no usa los aparatos digitales que compran para repoducir nada que tenga que ver con sus intereses.

Seamos claros. El p2p se usa para descargar sobre todo películas y música a cascoporro y mucha de la gente que descarga ha dejado de ir a los cines y de comprar la música de sus grupos preferidos. El debate se puede complicar mucho en este punto si nos hacemos la preguntas correctas. Yo me hago dos: ¿Consumimos de verdad tanto como descargamos de internet? ¿Comprábamos hace 10 años si quiera la mitad de lo que descargamos hoy día?

Anuncios

2 comentarios to “En contra del Manifiesto “en defensa de los derechos fundamentales en internet””

  1. Un internauta Says:

    Lo malo no es que te cierren una página de enlaces de descarga, lo malo es que se monte una Gestapo extrajudicial que haga eso y muchas cosas más. Es la creación de una policía político-cultural. A esto se le llama simple y llanamente fascismo. Una vez que detenten el poder no se pararán aquí. Luego vendría un blog que puso una foto con copyright, otro que colocó un párrafo de un periódico, otro que según ellos insultó a tal artista y así sucesivamente iríamos cayendo todos como las fichas de un dominó. Lo que en el fondo se quiere es amordazar Internet.
    No nos engañemos, no se trata de unas descargas de música, que por otro lado nadie quiere ni regalada, sino de la defensa del estado de derecho.

    Para evitarlo, y aprovechando el movimiento generado con el manifiesto, propongo una campaña.

    CAMPAÑA POR LA LIBERTAD EN INTERNET:

    Dada la situación actual de intentos de violación del derecho a la libertad de expresión, así como el ataque a la separación de poderes del estado que se está dando en nuestro país, los que dirigimos, escribimos o participamos en blogs y otros sistemas sociales en Internet, independientemente de nuestra ideología política, raza, sexo o religión proponemos las siguientes medidas para defender esos derechos que creemos inviolables:

    1: Pedimos a los ciudadanos que durante estas Navidades no compren o se regalen CD y DVD de ningún tipo, especialmente de autores españoles. Nosotros no lo haremos.

    2: En este tiempo no asistiremos a conciertos musicales de artistas que apoyan o apoyaron estas iniciativas gubernamentales que pretenden coartar la libertad de expresión en Internet. Tampoco asistiremos a proyecciones cinematográficas de películas españolas.

    3: Nos comprometemos a la difusión de esta campaña entre familiares y amigos, haciéndoles saber que veríamos con malos ojos recibir regalos de ese tipo o que compren o consuman los productos culturales antes mencionados.

    4: Estamos moralmente obligados a difundir esta campaña a través del email, twiter, facebook, tuenti y demás sistemas sociales en Internet, añadiendo firmas alusivas a la campaña y escribiendo textos sobre esta campaña. También lo haremos en la calle, en el puesto de trabajo, en clase, etc.

    5: En todo caso, pasadas estas fechas, no adquiriremos los productos del tipo antes mencionado que teníamos pensado comprar previamente. De este modo las pérdidas económicas ocasionadas nunca serán compensadas.

    6: Estas medidas no se hacen en menoscabo de otras más contundentes (siempre pacíficas) que se puedan tomar en el futuro a través de la movilización ciudadana o la desobediencia civil, y que pretendan promover cambios legislativos más profundos o la convocatoria de elecciones anticipadas.

    7: Exigimos la retirada de la ley por vulnerar derechos fundamentales y la dimisión inmediata de la ministra de cultura porque no representa al pueblo, sino que defiende los intereses particulares de una casta privilegiada. Asimismo, demandamos disculpas públicas por parte de las sociedades de derechos de autor, por los insultos y desprecio hacia la comunidad internauta de los que han hecho gala durante estos últimos años, así como su agradecimiento público por la generosidad de los ciudadanos de este país que con sus impuestos y canon han financiado a los creadores artísticos.

    El futuro ya está aquí y es tuyo. Tuya es la fuerza con sólo no comprar. La historia la hacemos todos los días con nuestros pequeños actos cotidianos. Si no estás dispuesto a no consumir es que no mereces los derechos por los que otras generaciones lucharon, y por los que incluso dieron sus vidas.
    Esto es sólo el principio. Si la campaña tiene éxito será un terremoto cuyas ondas sísmicas llegarán a todas las partes del mundo. Nuestra voz será planetaria. Será el principio del fin de una industria obsoleta y de unos derechos de autor abusivos que hay que derogar ya.
    En el futuro podríamos decir que nosotros estábamos allí, que fuimos nosotros los que cambiamos el mundo.

    Pásalo.

    La comunidad internauta

  2. José-Antonio Says:

    Por fin alguien con dos dedos de frente…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: